viernes, 27 de enero de 2017

Reseña: El cielo está envuelto en cadenas (Pamela Díaz)

El cielo está envuelto en cadenas

Vivir o morir.
Todo se reduce a eso.
Y en otras muchas ocasiones, simplemente a sobrevivir.
Pero ¿cómo hacerlo en un mundo lleno de sombras y sangre, de crueldad y violencia, de perversión e incertidumbre?
¿Cómo conseguirlo cuando la atracción entre dos almas destrozadas, cuyo destino está unido y regido por la muerte, la venganza y las mentiras, se torna en deseo, el deseo en amor y el amor en una enfermiza obsesión?
El pasado acecha.
El presente apremia.
Y el futuro no podría ser más desesperanzador.

Descubre la intrigante historia de Zack y Linda; dos corazones agrietados por profundas y horrendas cicatrices, donde la magnitud de lo que sienten es lo único que puede salvarles... Y también lo único que puede romperles por completo.

Mi opinión:

Hacía tiempo que tenía ganas de leer algo más de Pamela Díaz. Ya me deslumbró en su momento con fragmentos, así que cuando vi que por fin había sacado una novela nueva... fui directamente a por ella. Y aunque es cierto que tenía varias novelas pendientes antes que esta, lo cierto es que no pude resistirme y terminé por leerla en un par de días.
¿Y por qué?
Porque es absolutamente adictiva. 

La historia que nos trae esta vez sigue la línea de Fragmentos: hombres despiadados, crueles, asesinos. Hombres peligrosos... que ansían ser descubiertos. En <<el cielo está envuelto en cadenas>> conoceremos a Zack Cassidy, un sicario de la mafia mexicana, que tiene un centenar de muertes a sus espaldas. Condenado a cadena perpetua tras su último asesinato, Zack no ve el momento de salir de allí y cumplir su venganza... Una venganza que guiará a nuestros protagonistas a través de una trama bien construida, muy rápida y contundente, que apenas nos dejará respirar.
Una trama que envolverá a Linda, la protagonista femenina, como si de un huracán se tratase. 

Ahora bien, ¿qué relación puede haber entre estos dos personajes? Él, un asesino, ella, una psicóloga que busca en sus investigaciones los motivos que pueden llevar a alguien a matar a otra persona. Su encuentro se dará en la cárcel, donde Zack accede a someterse a una entrevista con ella. 
La conexión entre ellos será instantánea, aunque ninguno de los dos quiera reconocerlo (especialmente Linda, cuyos padres fueron asesinados por un desconocido). Pero, ¿qué ocurre cuándo un amigo de Zack consigue sacarlo de la cárcel? ¿Se vengará de quien mató a su hermano? ¿Irá a buscar a Linda? 
Me encantaría contaros más de la trama, pero si lo hiciera... perdería gran parte del encanto que encierra esta narración, y que te obliga a leer página tras página. Lo que si diré, y porque puedo hacerlo, es que la historia de amor entre Zack y Linda es arrebatadora, muy dura, muy sexual. Y aunque no lo parezca, también es muy sentimental. Quién lo diría de alguien como ellos ¿verdad?

Aunque no queráis creerlo, sí, es posible enamorarse de un personaje tan cruel como Zack. No penséis que esta historia habla de redención y de buenas intenciones, porque saldréis decepcionadas. En esta novela los sentimientos humanos son muy claros y brutales, tremendamente concisos y crueles: el que es <<malo>> lo va a ser siempre, haya amor de por medio... o no. Real como la vida misma, vamos. 
Este detalle es, precisamente, uno de los que más me ha gustado de la novela. En ese sentido se aleja de los tópicos de la novela romántica, en la que el amor siempre cambia al alma perturbada en cuestión. Zack no es un hombre que se deje manipular, y no lo hará aunque su corazón esté de por medio. Al igual que tampoco lo hará Linda (cuando leáis una de las últimas escenas veréis a qué me refiero. Y entenderéis por qué es tan buena la novela). Y sin embargo, pase lo que pase, siempre estarán conectados de una u otra manera, y dependerán el uno del otro.

La narración también ayuda mucho a que esta historia vaya a buen puerto. Siempre me ha parecido que Pamela escribía muy bien, y que tenía una habilidad asombrosa para volver adictivas sus historias. Su estilo es ágil, brutalmente sincero (no se corta en nada, y eso la convierte en una autora cojonuda) y muy contundente. Al igual que ocurre con sus personajes, Pamela tiene facilidad para construir hechos y situaciones, así que podréis disfrutar de cada página del libro, pues no tiene desperdicio.
Punto aparte para las escenas de sexo que, como siempre, son geniales: viscerales, reales, intensas. Vamos, todo lo que pedimos en momentos así.

En definitiva, es una novela que ha cumplido todas mis expectativas y que ha subido, aún más, el listón para la siguiente historia (que espero que sea pronto). Normalmente sabéis que siempre saco algún <<pero>> pero, esta vez, no encuentro ninguno. (Estoy en modo fan girl, lo siento).

Muy, muy, muy recomendable.

Escena favorita:

El primer beso de Zack y Linda... y el final. Me pareció acertado, aunque un poco light. 

¿Dónde comprarlo?


Como siempre, en amazon. ¡Justo aquí
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada