miércoles, 24 de mayo de 2017

Reseña: Balada de amor para un soldado (Nut)

Balada de amor para un soldado 






Idris Mackie, desde que decidió abandonar la música, vive sumergido en una desidia que le lleva a desentenderse de todo aquello que no sea pasar el rato bebiendo cervezas con sus amigos, fumar maría y disfrutar del sexo sin inhibiciones ni compromisos. Un buen día recibe una carta que contiene un Cd con una canción, y cuyo remitente es el soldado Kevin Miller, alguien que está seguro de no conocer pero que parece dispuesto a irrumpir en su anodina vida.

Amistad, sexo, soledad, amor; son algunos de los ingredientes que componen esta Balada de amor para un soldado que tiene como telón de fondo la música, ese lenguaje universal, y a la ciudad de New York como testigo silencioso de cómo dos almas a la deriva, presas de las decisiones que han marcado su existencia, se buscan sin saberlo.

Mi opinión:

¡Hola a tod@s!

Como ya sabéis, tenía una buena cantidad de reseñas pendientes, así que estoy intentando ponerme un poco al día. Hoy toca hablar de: Balada de amor para un soldado, de Nut. De esta autora ya había leído algo (Juegos de seducción) así que en cuanto tuve oportunidad me hice con este nuevo relato (en realidad fue un regalo para Sara, pero no pude evitar pararme a leerlo).

Nuestra historia comienza en un apartamento, en una escena subida de tono que anuncia, en cierta manera, lo que nos vamos a encontrar a lo largo de la novela: una historia intensa, con tintes de profundo erotismo y con unos personajes carismáticos que, pese a la corta extensión de la obra, nos harán disfrutar enormemente.
Idris Mackie, nuestro protagonista principal, es un violinista retirado que ha decidido abandonar la música: la mala relación que tiene con sus padres, sumado a un miedo visceral a no ser él mismo, provocan que deje de lado lo que más le importa en el mundo. ¿Y qué ocurre? Que Idris cambia y se convierte en una sombra del hombre que una vez fue. Sin embargo, una carta cambiará su vida, una carta sin letras que solo lleva un cd con una única canción. Y aunque al principio esta novedad no suponga un cambio en su vida, no tardará en darse cuenta de que, en alguna parte,el soldado Kevin Miller necesita un apoyo... un amigo. ¿Y quién es él para decir que no a una invitación semejante?

Como podéis ver la trama no tiene gran misterio pero, a la vez, guarda en sus letras más de uno: ¿por qué ha dejado Idris de tocar? ¿Quién es el soldado que le escribe... y por qué lo hace? ¿Y qué significan las canciones que tan regularmente llegan a su buzón? 
Lo cierto es que esta lectura me pareció fascinante. Quedé completamente cautivada por Idris (aunque al principio me pareció muy prepotente y algo frío) y terminé absolutamente enamorada de la situación en general. ¿Cómo es posible que una historia de amor que, en apariencia, solo habla de un personaje, pueda gustar tantísimo? Podríamos decir que todo el mérito es de Nut, pero mentiría vilmente, También tienen mucho que ver el crecimiento de sus personajes,la ternura que desprenden en cada página, el contexto que generan y las canciones que ambientan cada capítulo. 

Antes he dicho que la historia está contada unilateralmente, y es completamente cierto, pues solo sabremos de Kevin a través de lo que Idris piensa y habla de él (al menos durante gran parte de la novela, porque sí, el soldado termina por aparecer). Este tipo de narración me ha parecido francamente interesante, pues nos enseña a conocer a un personaje por lo que se piensa de él, y no por su verdadera realidad. Por eso el momento en el que finalmente Idris y Kevin se conocen es tan impactante, porque las impresiones no cuadran con lo que nosotras habíamos previsto. 
La narración, en líneas generales, es lineal y mantiene un ritmo pausado y suave, pero que genera un interés progresivo que termina estallando en un buen final (algo abierto para mi gusto. No es que deje ningún cabo sin atar, pero sí te deja con ganas de saber más, de saber cómo fue el encuentro que se anuncia).

Los personajes son, simplemente, geniales. Nut siempre se ha destacado por escribir sobre homosexuales, pero no por ello cae en clichés y tópicos. Cada personaje destaca por sí mismo y hace que todos los demás brillen, ajenos a su orientación sexual (he querido hacer mención en este punto porque he leído muchos artículos y muchas novelas que hablan sobre la estigmatización de la orientación sexual, es decir, que parece que el único problema que tiene ese personaje en cuestión es su sexualidad y nada más). Mi preferido, curiosamente, no ha sido Idris (aunque lo quiero muchísimo) sino uno de sus mejores amigos... que para mí no solo representó la amistad, sino mucho,muchísimo más. 

En definitiva, Balada de amor para un soldado es, sin duda, un nuevo acierto de Nut. A pesar de la brevedad de su obra está llena de erotismo,romance, amistad, ligeros toques de humor y una dulce profundidad que nos robará más de una sonrisa.
Muy, muy recomendable.

Escena favorita:

El primer beso de Kevin e Idris. Me faltó poco para gritar :D

¿Dónde podemos comprarlo?


En amazon, como siempre. ¡Aquí


martes, 23 de mayo de 2017

Reseña: ¡Te voy a comer, caramelito! (Mertxe López Serrada)

¡Te voy a comer, caramelito!


Tom es joven, guapo y rico. Samantha es tremendamente eficiente en su trabajo. Tom es su jefe. Samantha es invisible a sus ojos. Hasta que algo hace que todo aquello cambie. Si antes ella era invisible, ahora no se la puede quitar de la cabeza... pero Tom tiene un secreto. ¡Te voy a comer, caramelito! es una historia de amistad verdadera, amor y deseo que te va a hacer disfrutar, reír y querer formar parte de sus vidas, ¿te atreves?

Mi opinión:

Llegué a esta novela hace un tiempo, recomendada por la misma autora. Aunque en un principio la sinopsis no me llamó demasiado la atención, decidí darle una oportunidad, porque, como siempre digo... todo libro merece una oportunidad y más.

En "¡Te voy a comer, caramelito! nos encontramos con una historia cómica, algo absurda en algunos puntos y con una gran dosis de erotismo. La historia nos cuenta la historia de amor entre Tom y Samantha, Jamie y Meg y en última instancia, un fragmento de la historia de Jhon (un amigo de la protagonista).
El inicio de la novela es rápido y contundente, ya que nos presenta inmediatamente a casi todos los personajes y sus maneras de actuar. Técnicamente la historia se centra en Samantha, la protagonista principal, pero pronto descubriréis que en ocasiones pasa completamente desapercibida. De hecho, nada más empezar, perderá el protagonismo en pos de su mejor amiga: Meg, cuya historia también es enrevesada, en algunos puntos extraña (el principio sobre todo. Debo reconocer que, al empezar a leer, no pude creerme algunas escenas) y muy cómica.
Pero volvamos a centrarnos en la trama. A grandes rasgos la historia de Samantha nos habla de una historia de amor tópica, pero no por ello menos deseable: el amor de una joven hacia su jefe. Tom es atractivo, un mujeriego de mucho cuidado y considera a Samantha como poco más que su hermana pequeña. Esto provoca, evidentemente, una gran desazón en nuestra protagonista pues no cree poder aspirar a nada serio con él.
Pero no será así. Cansada de sus lamentos, Meg (tela con Meg), organizará un cambio de look para su mejor amiga, con la idea de provocar a Tom y hacerle ver que, en realidad, tiene todo lo que necesita delante de sus ojos.
A partir de aquí veremos una sucesión de escenas clásicas de tira y afloja, en la que se verán inmersos otros personajes que servirán para añadir cizaña a la relación.

En lineas generales la trama principal podría resumirse así, pero también es cierto que el libro está conformado de tal manera que los demás protagonistas también tienen un escalón considerablemente importante, así que también haré mención a Meg como personaje principal y hablaré de su historia. Como habréis supuesto, Meg representa no solo la amistad (Jhon también se incluye en este apartado) sino también nos habla de la fuerza de voluntad, el absoluto descaro y la libertad de expresión (creedme es un personaje a la que no le importa nada decir lo que piensa... aunque para ello tenga que dejar escapar más tacos que palabras no soeces). Es un personaje muy querido en el libro, aunque a mí, reconozco, me ha puesto nerviosa en más de una ocasión. Considero que aunque el personaje pretenda ser llamativo y diferente, peca demasiado de vulgar. Además, el toque cómico que aporta a la narración a veces es demasiado irreal y eso no ha terminado de convencerme (pongo como ejemplo el momento en el que Jamie y ella se conocen. En mi opinión esa escena es extraña y no me convenció en absoluto). Aun así, sí he de reconocer que cumple con su intención y aligera la narración de Sam y Tom. Su historia, al contrario que la principal, transcurre con aparente facilidad, aunque también tendrá altibajos (y si no, pregúntale a la rubia oxigenada, ex de Jamie).

Narrativamente hablando he de decir que no ha terminado de gustarme. No es porque la autora escriba mal (que no es así en absoluto), sino porque he tenido la sensación casi continua de estar leyendo solo escenas sin hilvanar. Ahora un día, corte, ahora otro momento ínfimo, cambio de personaje, otro corte... y así durante las quinientas páginas del libro.  No tengo inconveniente en meter alguna escena intercalada de ese tipo, pero convertir toda la narración en una continua sucesión de momentos se me ha hecho algo pesado. Sin embargo, sí que debo admitir que la ambientación está muy lograda: las descripciones son buenas, ni demasiado largas ni demasiado cortas, y consiguen transportarte con facilidad al interior del libro.
La pluma de Mertxe es ágil, rápida y concisa, no se enrolla demasiado en los detalles (exceptuando alguna ocasión) y hace de la lectura un entretenimiento. En cuanto a las escenas sexuales, son muy abundantes y en ocasiones se hacen pesadas (no por la calidad, que conste, sino por la cantidad), aunque son excitantes y algunas muy románticas.

Como dato extra, hay que mencionar el final abierto que la autora ha decidido dejar. He hablado poco de los personajes secundarios, y aprovechando que el final tiene que ver con uno de ellos, voy a hacerlo: Tom es el protagonista masculino, pero salvo un detalle que surge al final de la novela, no tiene nada destacable: es guapo, simpático y tiene suerte con las mujeres. Algo así le pasa también a Jhon, que quitando el último dato, posee las demás cualidades de Tom. Eso sí, solo sirve para ser el paño de lágrimas de sus dos amigas. Hay alguna mención en el libro que habla de un posible enamoramiento hacia Sam, pero lo hace de manera esporádica y muy poco clara. Sin embargo el final (muy abierto y confuso) parece tener algo que ver con el propio final de Sam, lo que me hace pensar en una posible segunda parte... que al menos explique qué ocurrió antes y qué ocurrirá después.

En resumen, "¡Te voy a comer, caramelito! es una novela entretenida, con algunas escenas de romance realmente bonitas y con un humor que, a veces, se hace pesado y que cuesta digerir. Por lo demás, recomendable.

Escena favorita: 

Cuando Sam se da cuenta de que algo ocurre con Tom y decide mandar a la mierda su vida de aparente ensueño.

¿Dónde comprarlo? 


En amazon, como siempre. ¡Aquí

lunes, 8 de mayo de 2017

Reseña: No me llames amor (Kelly Dreams)

No me llames amor



Esa noche, Zackary Lander solo tenía en mente dos cosas: pedir una pizza y olvidar el maldito día que había tenido. Sin embargo, cuando llamaron a su puerta no fue el repartidor al que encontró, sino a una ahogada gatita que estaba dispuesta a servirse sus huevos en una bandeja.
Kimberly Ortega era un imán para los problemas. Si le quedaba alguna duda al respecto, quedó inmediatamente despejada en el momento en que llamó a la puerta y empezó a insultar… al hombre equivocado.
Un encuentro fortuito, un malentendido y la más rocambolesca de las situaciones los llevó a conocerse en el momento menos pensado.
Si el amor llama a tu puerta, ¿le dejarías entrar?

Mi opinión:

Hace tiempo que conozco a la autora y aunque no he leído muchas cosas de ella, sí es cierto que me enamoró con su Agencia Demonía (sí, Nisha Scail y ella son la misma autora). Así que en cuanto tuve la oportunidad compré este primer volumen... dispuesta, de lleno, a meterme en otra serie (Club Erotic Memories).

Para empezar diré que es una historia corta y sencilla. Sus 236 páginas nos narran la historia de Kimberly, una joven sorda y muy independiente que hará lo que sea necesario, no solo para seguir adelante, sino también para demostrarle a su hermano que ella es capaz de absolutamente todo... y sin apenas ayuda de nadie.
Este carácter intenso y altamente explosivo también lo conocerá (y muy pronto, creedme) el protagonista masculino de esta historia: Zack. Porque, ¿a quién se le ocurre llamar a la puerta de un extraño... para insultarle gratuitamente? ¡Pues, voilá! Ahí tenéis el primer encuentro. Uno lleno de sonrisas para los lectores, pues es imposible no reír ante una situación así. 

Como podéis ver, el inicio de la novela está repleta de acción, una acción que se pierde un tanto a lo largo de las siguientes páginas, porque aunque es cierto que la novela es muy entretenida (amor, sexo y muchas situaciones divertidas), sí que eché de menos un conflicto real en el que se vieran en un aprieto (solo hay una breve mención a un posible problema, pero se soluciona con sencillez y pasa bastante desapercibido). Aun así, la novela sirve para pasar un buen rato, porque está bien escrita, es ágil y los personajes tienen un buen trasfondo. A veces, en mi opinión, pecan de repetitivos (por ejemplo con el tema de <<no me llames amor>>, al principio es gracioso ver de dónde sale el título del libro pero, a medida, que se repite prácticamente en cada encuentro, resulta ligeramente cargante).

Otra de las características propias de esta novela, aparte de la acción y la rapidez, es la sensualidad. Solo he leído otro libro de la autora, como ya he dicho, pero puedo reconocer en ella una profunda facilidad para recrear escenas tórridas y llenas de erotismo. Sí, son sencillas, pero no hace falta complicarse para tener una buena escena de sexo, que es lo que ella consigue en apenas unas líneas. Resulta refrescante y divertido, a la par que excitante. Debo decir, también, que no hay muchas escenas en esta novela: solo las justas y las necesarias para mantener ese aroma a sexo durante gran parte del libro, y que no llega a saturar en ningún momento.
Supongo que es también, en cierta medida, gracias a los personajes. Kimberly es una mujer muy independiente, no solo ya en su vida privada, sino también en el tema sexual: sabe lo que quiere, cómo lo quiere, y cuándo lo quiere. Y será, precisamente, Zack el que tendrá que amoldarse a lo que ella quiere. 
Lo cierto es que hacía tiempo que no leía un personaje femenino tan fuerte y divertido, y eso, seguramente, ha sido una de las cosas que más me han gustado de la novela. 


En definitiva, <<No me llames amor>> ha resultado ser un inicio potente y atrayente, algo corto, sí, pero con buena calidad y francamente divertido. No busquéis una gran trama detrás, pero sí tiempo para saborear sus pequeños matices. Muy recomendable para una tarde.

Escena favorita:

Sin duda alguna, el principio. Me resultó muy, muy gracioso que Kimberly entrara en la vida de Zack como un jodido terremoto. Genial. 

¿Dónde comprarlo?


En amazon, como siempre. ¡Aquí





martes, 25 de abril de 2017

Hablemos de experiencias. Hoy: Héroes Manga Madrid.

¡Una historia más que contar!




¡Hola a tod@s!

Hacía muchísimo tiempo que no escribía una entrada, y mucho más desde que escribiera una entrada similar. Pero hoy he pensado que este podría ser el día. ¿Y por qué no? He dejado un poco de lado las reseñas que tenía pendientes (que son varias, lo siento) y he decidido contaros mi experiencia no sólo como autora sino también como <<chica de las recomendaciones>>.

Como muchos sabréis, llevo un tiempo trabajando para la editorial <<Alberto Santos, editor>>, y no solo como ayudante de venta, sino también como autora. (Hace poco que salió mi última novela con ellos, una historia de fantasía juvenil que, además, está ilustrada). Esto quiere decir que mis tareas son muchas y muy numerosas, en las que, por ejemplo, podemos encontrar el ir a este tipo de eventos.

Este año, sinceramente, iba con el miedo metido en el cuerpo. No es la primera vez que iba a un expomanga ni nada por el estilo, pero sí es cierto que era la primera ocasión que tenía para ofrecer un libro al público. Y evidentemente... el nerviosismo y el miedo al fracaso es algo que se lleva en las venas y en el corazón. Al principio es algo que no se siente y que incluso se obvia, pero a medida que sacas los diferentes libros de las cajas y los ordenas pulcramente en el stand, te vas dando cuenta de que, con ese sencillo gesto, te expones a miradas críticas y a valoraciones instantáneas, a miradas de indiferencia y a otras que se anegan de entusiasmo inmediato. Entonces notas cómo el corazón se encoge, y cómo el sudor resbala por la nuca.
Y esperas, rezas a todos los dioses conocidos, y pides una oportunidad.

Y esa oportunidad llega en forma de niño lector, de grandes ojos curiosos que aceptan tu tímida sugerencia y que, nada más leer las primeras letras de lo que es tu último hijo literario, sonríen y te miran con creciente curiosidad. La lectura y el placer también aparecen bajo cuerpos adolescentes que adoran la literatura, y que son capaces de ver más allá del aspecto infantil de un libro con pocas páginas. 
Y, sinceramente, es bonito de ver... y de sufrir. 

Pero bueno, no hablemos solamente de mí, porque no estuve sola (literariamente hablando). Muchos libros nos acompañaban a Sara y a mí, y fueron muchos libros los que nos abandonaron para ir a buscar mejores dueños: mención especial a aquellos libros que llamaron la atención de casi todo el mundo...<<El despertar, La marca del guerrero, Los viajes de Taisham, Elsewhere, El arquero de las nueve estrellas...>>  
Y mención especial, por supuesto, al público, que no se achantó ante nuestros gritos y nuestras propuestas, ni se molestaron por nuestras bromas y comentarios divertidos. Aprovechando la ocasión me gustaría agradecer a todas y cada una de las personas que pasaron por el stand y que nos escucharon pacientemente mientras divagábamos sobre lectura y autores. ¡Y gracias también a aquellos que os llevasteis alguno de los libros que os recomendamos! Más que el dinero, nos encanta ver que atinamos con nuestras suposiciones, y nos hace feliz veros con un libro bajo el brazo.

Aunque, pensándolo bien... ¿a quién no le hace ilusión encontrar un compañero de viaje para toda la vida? :p

Un detalle de una lectora a la que <<acosamos>>

miércoles, 5 de abril de 2017

Cine: La bella y la bestia

La bella y la bestia


Una joven soñadora y romántica llamada Bella (Emma Watson) vive en una pequeña aldea junto a su padre, un inventor de artilugios, al que algunos consideran un anciano demente. Un día, su padre viaja a una feria para exponer sus inventos, pero se pierde en el camino y acaba en un viejo y misterioso castillo. Buscando cobijo y un lugar donde pasar la noche, el padre de Bella descubre que el señor de ese castillo es una horrible Bestia (Dan Stevens). Cuando se percata de su presencia, la Bestia le deja encerrado entre rejas.
Bella, preocupada por su anciano padre, no duda ni un instante en salir en su busca. Cuando encuentra el castillo, Bella decide hacer un intercambio, y quedarse encerrada a cambio de la libertad del anciano. Durante su estancia, la protagonista conocerá a una serie de peculiares personajes que harán que se sienta mucho más cómoda. Además, poco a poco, irá conociendo la Bestia, y se dará cuenta de que, en su interior, hay un gran corazón. La joven se enamora de él, deshaciendo así el antiguo hechizo de la rosa...

Mi opinión:

¡¡Peliculón!! 
Así, sin más, esta podría ser toda mi reseña y englobaría todos y cada uno de los aspectos de esta maravillosa película.
No es la primera vez que me declaro absoluta fan de disney y de los remakes que están haciendo, pero hoy no voy a perder la oportunidad de volver a hacerlo: son absolutamente increíbles. 
Supongo que todos conocéis el clásico de animación que se hizo en el año 91 ¿verdad? Bien, pues esta nueva versión (si se puede llamar así) es absolutamente un clon de esa primera cinta (obviando algunas escenas que han añadido y otras que han retocado), por lo que han respetado la magia y la ternura que tenía esa primera historia. 
Si bien es cierto que <<la bella y la bestia>> no era mi película favorita de niña, con el paso de los años y tras verla un millón y medio de veces, reconozco que poco a poco ha ido haciéndose un hueco en mi corazón. ¡Y es que es una historia absolutamente maravillosa! 




Supongo que es una tontería hablar del argumento, así que en vez de recrearme en detalles tan obvios, voy a pasar a comentar directamente la película. 
Lo primero que me vino a la cabeza según empezó la película fue que la fotografía del film era absolutamente envidiable. El pueblo donde nace bella, la recreación tan magnífica de la primera canción (porque las canciones en esta película han tomado un papel fundamental), los escenarios tan característicos de las primeras escenas, ese maravilloso momento en el que Bella se da cuenta de que el mundo en el que vive no es el que ella había imaginado... todo, absolutamente todo, me causó una profunda sensación de satisfacción (y de nostalgia también, sí).
Lo segundo que me marcó fue Gaston... y más que Gaston, Le Fou. En el film original este personaje secundario aparece como el típico tonto de pueblo que solo sirve para ensalzar las virtudes (y defectos) de Gaston. Sin embargo en esta nueva película descubrimos que LeFou es muchísimo más que eso. En él han ensalzado virtudes como la paciencia, la lealtad, la dualidad de la moralidad, el amor (tanto a nivel romántico como hacia sí mismo) y la amistad. 
Y ya que estamos hablando de este personaje tan sumamente carismático (es uno de mis personajes favoritos, por cierto), voy a hacer mención a esa tan <<censurable>> que ha impedido que esta película llegue a los cines de algunas partes del mundo. 
Como ya se dijo en una entrevista al director del film, LeFou es un personaje abiertamente gay. Su pasión por Gaston es algo que se ve desde el principio y que, afortunadamente, no está maquillado. En referencia a la escena claramente <<gay>> de la película... lo siento, pero es tal tontería que ni siquiera merece más de dos lineas: simplemente son dos hombres bailando. 
Y sí, la verdad es que me he sentido terriblemente ofendida, porque después de tanto bombo y platillo esperaba algo más contundente, más valiente, más digno de alabanza. Y sí, sé que por fin Disney ha dado el paso de integrar a los homosexuales en sus películas, peeeeero, no creo que algo como esto sea tan grande (ni grave).

Pero bueno, pasemos a otros aspectos. Evidentemente puedo dejar de hablar de la música, porque como ya he dicho antes se han respetado las canciones originales de la primera película. Eso ha convertido mi visionado en un auténtico regreso a la niñez, lo que es absolutamente genial. (Tendríais que haberme visto cantando durante toda la película *_*). Quizá la pequeña ópera que canta Bestia me gustó algo menos, pero no por ello dejé de disfrutar.
En cuanto a las escenas añadidas... francamente, no me disgustaron en absoluto. Lo cierto es que me gustaron bastante, porque con ellas le han dado una profundidad diferente a la historia. (Al fin sabremos lo que le ocurrió a la madre de Bella).

¿Y qué hay sobre los efectos de animación? 
Vamos a ver... estamos hablando de Disney. Si ya lograron un trabajo impresionante con <<el libro de la selva>>, ¿qué esperabais de una de las películas favoritas de todos los tiempos? La Bestia se lleva la palma, evidentemente, junto a la escena del festín. 

En definitiva, esta nueva versión del clásico de Madame de Villeneuve, huele a un éxito rotundo... que seguirá abriendo puertas a nuevos remakes de los clásico.
Muy, muy recomendable. 

Os dejo un vídeo genial para aquellos que queráis conocer la verdadera historia de esta película. 


miércoles, 29 de marzo de 2017

Reseña: Los Wadlow (Marisa Maverick)

Los Wadlow: ¿Azar, destino... o premeditación? 



«Chicago, la ciudad de los vientos. Viernes…»
Celebrar el buen fin de su último caso en los tribunales fue la razón que llevó a Kathy a entrar en ese afamado local. Aceptar, y solo por esa vez, la insistente invitación de su compañera de trabajo para tomar una copa, el motivo de Adam.
El amor surgirá entre ellos de forma arrolladora, con una pasión que marcará sus propios tiempos. Y esa será la fuerza que los ayude a enfrentarse tanto a personas que quedaron en el olvido como a miedos y traumas del pasado.
Sin embargo, un estricto sentido del deber, unido al imperioso deseo de hacer justicia, llevará a un miembro de la familia Wadlow a remover acontecimientos del ayer. Pero toda acción conlleva una reacción, que afectará de forma implacable a sus seres más queridos y empujará a la joven pareja hacia un letal peligro que decidirá su futuro.
¿Quizás el azar, caprichoso, les jugó una mala pasada?
¿Tal vez estaban marcados por el destino?
¿O el que sus caminos se cruzaran solo fue premeditación?…
Como cita Norbert Wadlow: Omnia vincit amor, et nos cedamus amori.

Mi opinión:

¡Y por fin llega la esperada reseña de esta novela!

Lo cierto es que tenía muchas ganas de hacerla, porque de alguna manera he vivido la creación de esta novela y me hacía muchísima ilusión poder hablar de ella. Esto no quiere decir, claro está, que no vaya a ser sincera con mi opinión, aunque los que me conocéis sabéis que mis reseñas son siempre respetuosas... y sinceras.

Bien, pues empecemos por el principio. ¿Quiénes son los Wadlow? Los Wadlow son una familia feliz que viven en Chicago y que gracias a un enorme esfuerzo familiar, gozan de una muy buena reputación en toda la ciudad. 
¿Y por qué la novela lleva este título tan críptico?

Nuestra historia comenzará en un bar atestado de gente, donde una joven abogada celebrará en soledad la victoria de un caso extremadamente complicado. Sin embargo... lo que parece una noche más se transforma, de golpe, en el principio de una aventura. Y es que, entre las sombras propias de la discoteca, aparecerá un joven doctor que, de inmediato, se fijará en Kathy. 
¿Y quién se puede resistir a Adam Wadlow? 
Desde el primer momento ambos se dan cuenta de que han nacido para ser inseparables, así que, sin casi conocerse, deciden dar una oportunidad a esa sensación que les sacude desde que se ven. 

Evidentemente, la trama central de la novela ronda en torno a ambos personajes y su historia de amor, pero aunque al principio parezca que solo están ellos, pronto descubriremos que las páginas de la novela se abren y dan lugar no solo a varios personajes más, sino a varias tramas que afectan no solo a Kathy y a Adam, sino a toda la familia Wadlow: una traición, un secreto guardado durante años... y una sorpresa que sacudirá los cimientos de una familia que basa su relación en el amor, la confianza y el respeto.

¿Qué tendrá que ver Kathy en todas estas incógnitas...? Tendréis que leer para descubrirlo.

La narrativa de Marisa es ágil y tiene un ritmo precioso, que no permite que decaiga la acción en ningún momento. De hecho, incluso en las escenas más "tiernas" se nota ese ritmo significativo y veloz que hace que los párrafos caigan y que sus, cuatrocientas ochenta y ocho páginas parezcan muchísimas menos. 
Mención especial a la ternura de algunas escenas, que están escritas de una manera muy bonita y sentida. Las escenas eróticas también son dignas de mencionar; hay muchas en las que el sexo pasa desapercibido (aunque me hubiera gustado leerlas, que conste) y otras en las que el erotismo está muy marcado. (De hecho, y aunque suene raro, me gustó mucho la escena de Johan con Priscilla).

En cuanto a los personajes... tenemos un gran elenco de ellos. Desde los principales (Adam y Kathy), a otros que, a pesar de ser secundarios, tienen un papel muy importante a lo largo de la novela. Me refiero, por supuesto, al resto de los Wadlow... aunque yo, en mi opinión personal, me decanto por Anthony (y por Norbert en algunas escenas del final). 
Lo cierto es que he cogido cariño a muchos de ellos, por lo que me resulta un poco complicado darle más protagonismo a unos que a otros. Sí puedo elegir entre las antagonistas, claro está: Priscilla se lleva la palma. (La he cogido un asco curioso, la verdad... aunque me encantó la escena final con ella, la terminé con una sonrisa en la cara).

En definitiva, "Los Wadlow" es una novela típicamente romántica, sí, pero tiene la frescura de nuestro tiempo y la magia de las historias de antes. Además, el toque añadido de suspense y de drama (ya descubriréis por qué) y ese puntito mágico que corona la historia (tiene que ver con Kathy...y su destino) convierte a esta novela en una pequeña joya de la que disfrutaréis. 

Escena favorita:

Siempre tiendo a buscar escenas diferentes, porque me gusta fijarme en los pequeños detalles. En esta ocasión me decanto por la escena de Norbert preparando la "entrevista" con Priscilla. Se me pusieron los dientes largos.

¿Dónde podemos comprarla?


Como siempre, en amazon. ¡Justo aquí


jueves, 23 de marzo de 2017

Reseña: El destino del incorpóreo (Marcos Nieto Pallarés)

El destino del incorpóreo


Al nacer iniciamos nuestro ineludible destino.
¿Pero es la muerte quién determinará el fin del trayecto?
Forzoso llegará el desenlace, y será entonces cuando emerjamos más allá de nuestro último aliento.
La muerte es solo el principio.

¿Estás preparado para lo inevitable?
¿Estás dispuesto a iniciar el destino del incorpóreo?

Sumérgete en un viaje revelador. Acompaña a Isaac hacia otro mundo más allá del límite de lo imaginable. No habrá vuelta atrás, solo la eternidad se extenderá ante tus ojos. ¿Lucharás por la libertad y el derecho a guiar tu propia existencia? ¿O darás la espalda al pasado en pos del placer y el bienestar?

Adéntrate en lo desconocido.

Mi opinión:

¡Hola a tod@s!

Ya estoy por aquí otra vez (se me acumula el trabajo, lo siento), y os traigo una reseña nueva, de un autor nuevo y de un género que no suelo leer... pero ya sabéis que me gusta darle oportunidades a todo lo que cae en mi mano,
Este libro en concreto me llegó al correo, de parte de su autor, así que antes de nada... ¡muchísimas gracias por el detalle!

Pero vamos a lo que vamos: la reseña.
El destino del incorpóreo es una novela corta de ciencia ficción con algunas pinceladas de romance y acción. La historia comienza de una manera muy intensa, muy gráfica y espectacular, ya que lo primero con lo que nos toparemos será con la muerte del personaje principal.
Sorprendente, ¿verdad? Pues más lo es el hecho de que, tras morir, su alma termina en una realidad paralela; una realidad que no entiende y que está perfectamente ordenada... por algo que todos los habitantes de allí llaman <<Alma Primigenia>>. Pero, ¿qué es ese alma? ¿y cómo ha conseguido borrar la memoria de todos (o casi todos) los seres humanos que están allí...?

Isaaac, nuestro protagonista, no tardará en darse cuenta de que tanta perfección no puede ser buena. Tras descubrir que no ha muerto de manera natural y de unirse a las filas de los asesinados, verá que la realidad que todos sus compañeros viven no es la misma que él: por alguna razón que desconoce el ser supremo de esa realidad ha borrado los recuerdos de todos los que tiene a su alrededor... llenándoles la memoria con recuerdos fabricados. ¿Y por qué? Todo en arias de la buena convivencia... Una que, por cierto, está a punto de cambiar.
Porque, ¿quién renunciaría a sus recuerdos a cambio de una vida mejor? Este es uno de los principales temas de debate que plantea la novela: ¿Qué nos importa más? ¿La buena vida o el ser fieles a nosotros mismos y a lo que hemos vivido?
En caso de Isaac (Trish en el nuevo mundo) tirará más de él su pasado con María, la mujer que ama, que las mieles de una nueva y aparentemente mejorada existencia. Pero esto no es sencillo. El Alma Primigenia condena a los que son como él y cuando la seguridad de la ciudad le descubre todo se precipita...
Afortunadamente para Isaac, no todo está perdido. A las afueras de la ciudad, viviendo como parias, hay más como él, más gente que no ha permitido que les arrebaten sus recuerdos. Junto a ellos tramará un golpe de estado cuyo fin es derrocar al alma tirana... pero no todo es lo que parece.

A grandes rasgos esta es la novedosa trama de esta novela. Hay más, siempre hay más. pero en este caso lo he querido dejar un poco en segundo plano. Me refiero, evidentemente, a la vida que llevaba nuestro protagonista junto a María. El autor nos cuenta, mediante flashback, todo lo referente a ella: desde el principio de su relación al momento en el que él muere. Si bien es cierto que esta historia de trasfondo me gustó bastante, no tiene la fuerza que mantiene la trama principal. De hecho algunos aspectos de la trama romántica no me terminaron de convencer, pero lo cierto es que es algo secundario que no afecta, para nada, a la historia principal.

La novela está narrada de manera sencilla, sin grandes metáforas ni giros literarios, lo que hace que las páginas caigan con facilidad. Eso sí, se agradecen mucho las descripciones, y no solo me refiero al paisaje, sino también a las nuevas tecnologías de las que se hace gala. Francamente me divertí mucho al imaginar cómo podían ser.

En cuanto a los personajes... creo, sinceramente, que es uno de sus puntos más flojos. Al ser tan breve no tiene un gran elenco y es una pena, la verdad, porque hay muchos personajes de los que se podría saber infinitamente más. Como es obvio toda la atención recae en Isaac y María que, al final, se vuelven los personajes más importantes de toda la novela. (Hasta que llega el final, con un cambio brusco e inesperado que no esperaréis y con el que aparecerá un personaje relativamente <<nuevo>>)

A decir verdad... la novela no me desagradó. Tampoco puedo decir que me encantara, pero sí que la recomendaría. El tema del que se habla en esta novela me parece francamente interesante (el mundo más allá de la muerte) y estoy segura de que a much@s de vosotr@s también lo hará.

No lo dudéis y probad :D

Escena favorita:

El final. Fue tan inesperado que tuve que leerlo dos veces :p

¿Dónde comprarlo?


Como siempre, en amazon. ¡Justo aquí