martes, 25 de abril de 2017

Hablemos de experiencias. Hoy: Héroes Manga Madrid.

¡Una historia más que contar!




¡Hola a tod@s!

Hacía muchísimo tiempo que no escribía una entrada, y mucho más desde que escribiera una entrada similar. Pero hoy he pensado que este podría ser el día. ¿Y por qué no? He dejado un poco de lado las reseñas que tenía pendientes (que son varias, lo siento) y he decidido contaros mi experiencia no sólo como autora sino también como <<chica de las recomendaciones>>.

Como muchos sabréis, llevo un tiempo trabajando para la editorial <<Alberto Santos, editor>>, y no solo como ayudante de venta, sino también como autora. (Hace poco que salió mi última novela con ellos, una historia de fantasía juvenil que, además, está ilustrada). Esto quiere decir que mis tareas son muchas y muy numerosas, en las que, por ejemplo, podemos encontrar el ir a este tipo de eventos.

Este año, sinceramente, iba con el miedo metido en el cuerpo. No es la primera vez que iba a un expomanga ni nada por el estilo, pero sí es cierto que era la primera ocasión que tenía para ofrecer un libro al público. Y evidentemente... el nerviosismo y el miedo al fracaso es algo que se lleva en las venas y en el corazón. Al principio es algo que no se siente y que incluso se obvia, pero a medida que sacas los diferentes libros de las cajas y los ordenas pulcramente en el stand, te vas dando cuenta de que, con ese sencillo gesto, te expones a miradas críticas y a valoraciones instantáneas, a miradas de indiferencia y a otras que se anegan de entusiasmo inmediato. Entonces notas cómo el corazón se encoge, y cómo el sudor resbala por la nuca.
Y esperas, rezas a todos los dioses conocidos, y pides una oportunidad.

Y esa oportunidad llega en forma de niño lector, de grandes ojos curiosos que aceptan tu tímida sugerencia y que, nada más leer las primeras letras de lo que es tu último hijo literario, sonríen y te miran con creciente curiosidad. La lectura y el placer también aparecen bajo cuerpos adolescentes que adoran la literatura, y que son capaces de ver más allá del aspecto infantil de un libro con pocas páginas. 
Y, sinceramente, es bonito de ver... y de sufrir. 

Pero bueno, no hablemos solamente de mí, porque no estuve sola (literariamente hablando). Muchos libros nos acompañaban a Sara y a mí, y fueron muchos libros los que nos abandonaron para ir a buscar mejores dueños: mención especial a aquellos libros que llamaron la atención de casi todo el mundo...<<El despertar, La marca del guerrero, Los viajes de Taisham, Elsewhere, El arquero de las nueve estrellas...>>  
Y mención especial, por supuesto, al público, que no se achantó ante nuestros gritos y nuestras propuestas, ni se molestaron por nuestras bromas y comentarios divertidos. Aprovechando la ocasión me gustaría agradecer a todas y cada una de las personas que pasaron por el stand y que nos escucharon pacientemente mientras divagábamos sobre lectura y autores. ¡Y gracias también a aquellos que os llevasteis alguno de los libros que os recomendamos! Más que el dinero, nos encanta ver que atinamos con nuestras suposiciones, y nos hace feliz veros con un libro bajo el brazo.

Aunque, pensándolo bien... ¿a quién no le hace ilusión encontrar un compañero de viaje para toda la vida? :p

Un detalle de una lectora a la que <<acosamos>>

miércoles, 5 de abril de 2017

Cine: La bella y la bestia

La bella y la bestia


Una joven soñadora y romántica llamada Bella (Emma Watson) vive en una pequeña aldea junto a su padre, un inventor de artilugios, al que algunos consideran un anciano demente. Un día, su padre viaja a una feria para exponer sus inventos, pero se pierde en el camino y acaba en un viejo y misterioso castillo. Buscando cobijo y un lugar donde pasar la noche, el padre de Bella descubre que el señor de ese castillo es una horrible Bestia (Dan Stevens). Cuando se percata de su presencia, la Bestia le deja encerrado entre rejas.
Bella, preocupada por su anciano padre, no duda ni un instante en salir en su busca. Cuando encuentra el castillo, Bella decide hacer un intercambio, y quedarse encerrada a cambio de la libertad del anciano. Durante su estancia, la protagonista conocerá a una serie de peculiares personajes que harán que se sienta mucho más cómoda. Además, poco a poco, irá conociendo la Bestia, y se dará cuenta de que, en su interior, hay un gran corazón. La joven se enamora de él, deshaciendo así el antiguo hechizo de la rosa...

Mi opinión:

¡¡Peliculón!! 
Así, sin más, esta podría ser toda mi reseña y englobaría todos y cada uno de los aspectos de esta maravillosa película.
No es la primera vez que me declaro absoluta fan de disney y de los remakes que están haciendo, pero hoy no voy a perder la oportunidad de volver a hacerlo: son absolutamente increíbles. 
Supongo que todos conocéis el clásico de animación que se hizo en el año 91 ¿verdad? Bien, pues esta nueva versión (si se puede llamar así) es absolutamente un clon de esa primera cinta (obviando algunas escenas que han añadido y otras que han retocado), por lo que han respetado la magia y la ternura que tenía esa primera historia. 
Si bien es cierto que <<la bella y la bestia>> no era mi película favorita de niña, con el paso de los años y tras verla un millón y medio de veces, reconozco que poco a poco ha ido haciéndose un hueco en mi corazón. ¡Y es que es una historia absolutamente maravillosa! 



Supongo que es una tontería hablar del argumento, así que en vez de recrearme en detalles tan obvios, voy a pasar a comentar directamente la película. 
Lo primero que me vino a la cabeza según empezó la película fue que la fotografía del film era absolutamente envidiable. El pueblo donde nace bella, la recreación tan magnífica de la primera canción (porque las canciones en esta película han tomado un papel fundamental), los escenarios tan característicos de las primeras escenas, ese maravilloso momento en el que Bella se da cuenta de que el mundo en el que vive no es el que ella había imaginado... todo, absolutamente todo, me causó una profunda sensación de satisfacción (y de nostalgia también, sí).
Lo segundo que me marcó fue Gaston... y más que Gaston, Le Fou. En el film original este personaje secundario aparece como el típico tonto de pueblo que solo sirve para ensalzar las virtudes (y defectos) de Gaston. Sin embargo en esta nueva película descubrimos que LeFou es muchísimo más que eso. En él han ensalzado virtudes como la paciencia, la lealtad, la dualidad de la moralidad, el amor (tanto a nivel romántico como hacia sí mismo) y la amistad. 
Y ya que estamos hablando de este personaje tan sumamente carismático (es uno de mis personajes favoritos, por cierto), voy a hacer mención a esa tan <<censurable>> que ha impedido que esta película llegue a los cines de algunas partes del mundo. 
Como ya se dijo en una entrevista al director del film, LeFou es un personaje abiertamente gay. Su pasión por Gaston es algo que se ve desde el principio y que, afortunadamente, no está maquillado. En referencia a la escena claramente <<gay>> de la película... lo siento, pero es tal tontería que ni siquiera merece más de dos lineas: simplemente son dos hombres bailando. 
Y sí, la verdad es que me he sentido terriblemente ofendida, porque después de tanto bombo y platillo esperaba algo más contundente, más valiente, más digno de alabanza. Y sí, sé que por fin Disney ha dado el paso de integrar a los homosexuales en sus películas, peeeeero, no creo que algo como esto sea tan grande (ni grave).

Pero bueno, pasemos a otros aspectos. Evidentemente puedo dejar de hablar de la música, porque como ya he dicho antes se han respetado las canciones originales de la primera película. Eso ha convertido mi visionado en un auténtico regreso a la niñez, lo que es absolutamente genial. (Tendríais que haberme visto cantando durante toda la película *_*). Quizá la pequeña ópera que canta Bestia me gustó algo menos, pero no por ello dejé de disfrutar.
En cuanto a las escenas añadidas... francamente, no me disgustaron en absoluto. Lo cierto es que me gustaron bastante, porque con ellas le han dado una profundidad diferente a la historia. (Al fin sabremos lo que le ocurrió a la madre de Bella).

¿Y qué hay sobre los efectos de animación? 
Vamos a ver... estamos hablando de Disney. Si ya lograron un trabajo impresionante con <<el libro de la selva>>, ¿qué esperabais de una de las películas favoritas de todos los tiempos? La Bestia se lleva la palma, evidentemente, junto a la escena del festín. 

En definitiva, esta nueva versión del clásico de Madame de Villeneuve, huele a un éxito rotundo... que seguirá abriendo puertas a nuevos remakes de los clásico.
Muy, muy recomendable. 

Os dejo un vídeo genial para aquellos que queráis conocer la verdadera historia de esta película.