viernes, 17 de febrero de 2017

Reseña: El proscrito (Louise Cooper)

El proscrito



Para huir del terrible destino al que el Círculo lo había condenado, Tarod logra detener el péndulo que rige el ineludible fluir del tiempo. Y el tiempo deja de existir. Tarod, prisionero en un limbo sin ayer ni mañana, vive resignándose a su inmortalidad... cuando un warp, la terrible tempestad desencadenada por las fuerzas del caos, arrastra a dos seres humanos, un hombre y una mujer, hasta el Castillo de la península de la Estrella. Ella es Cyllan, una humilde boyera dotada de poderes parapsicológicos, y por la que Tarod sentirá un amor intenso y puro. Él, Drachea, el presuntuoso heredero del Margrave de la provincia de Shu. Encerrados los tres en el Castillo, provocarán nuevos y terribles acontecimientos hasta lograr que el tiempo reemprenda su lento e inexorable camino.

Mi opinión:

¡Pues seguimos reseñando esta magnífica saga!
Antes de nada quisiera disculparme por tardar tanto en subir las reseñas, pero ando muy liada con otras cosas y apenas tengo tiempo para ponerme a escribir sobre lo que he leído (se me empiezan a acumular las reseñas... tengo pendiente escribir sobre el tercer libro de la saga y sobre el libro que estoy terminándome ahora: <<Historias élficas>>)

Pero bueno, vayamos a lo que nos interesa. Tras el épico final del libro anterior, cuando Tarod detiene el tiempo para huir del destino y de la traición del Círculo, todo cambia. Acostumbrados como estábamos a tener muchos personajes con los que deambular por el libro, nos encontraremos, de golpe con que en el castillo solo existe Tarod. Su misión: recuperar la piedra-alma para conseguir de nuevo todo su poder y así recuperar el flujo normal del tiempo. ¿El problema? Por cuestiones del destino y de un fallo de cálculo, Tarod está ligeramente desincronizado con el lugar donde está la joya... y no puede acceder a ella de ningún modo. Lo que, evidentemente, supone un problema para todos... pues, en cierta manera, el Círculo ha dejado de existir. ¿Y qué sería del mundo sin su adorado Círculo de hechiceros?

De esta manera piensa Drachea, un joven noble de la provincia de Shu que, por azares del destino, se topará con Cyllan (uno de los personajes que más me gustó en el libro anterior). Al principio su relación no tendrá nada que ver con los sucesos que han tenido lugar en la Península de la Estrella pero cuando un warp los arrastra precisamente hasta allí comprenderán que en el mundo hay fuerzas muy superiores a ellos y que, aunque no quieran, su papel en el destino del mundo será muy importante: el de Drachea será el detractor y el de Cyllan... el del apoyo más absoluto.

Lo cierto es que la primera parte del libro es un tanto lenta, pues como he dicho antes, solo contamos con estos tres personajes situados en el castillo. Sin embargo, a medida que los acontecimientos tengan lugar, veremos que estos simples personajes pueden desencadenar una trama absolutamente trepidante y adictiva. Para cuando lleguemos a la segunda parte y al correspondiente final abierto del libro, necesitaremos seguir leyendo para saber qué ocurre justo después.
Sé que lo he dicho muchas veces pero me parece absolutamente fascinante la literatura de esta autora, que es capaz de convertir a personajes aparentemente flojos en verdaderas obras de arte. Os advierto desde ya que es imposible no enamorarse de Tarod, o no odiar a Drachea, o no sentir lástima por Cyllan y su destino.
Además toda la trama está enmarcada en una suerte de descripciones muy bien formadas (aunque para mi gusto a veces demasiado recurrentes) que nos llevarán por una orgía de colores y formas con los que será imposible no situarnos.

Una vez más, volvemos a tener un final muy abierto (en serio, os crispará los nervios y os obligará a coger el tercero) que nos abrirá la puerta para el último tomo de la trilogía: <<El orden y el caos>>

¿Qué le deparará a Cyllan en el interior del warp? ¿Conseguirá Tarod la piedra-alma? ¿Conseguirá Keridil vengarse?
¡Pronto escribiré sobre el desenlace!

Escena favorita:

A ver... hay muchas escenas que merecen la pena en este libro. Desde el momento en el que Cyllan y él están juntos por primera vez, al instante en el que Tarod invoca a la espada del Caos. Sabéis que yo suelo decantarme por las escenas más <<románticas>> peeeeeero, ver a Tarod entrando en cólera y con la espada fue superior a mis fuerzas. ¡Jodidamente épico! 

¿Dónde podemos comprarlo?


Ya os dije que los conseguí por wallapop, peeeero siempre hay más opciones. Como en la casa del libro :p ¡Aquí



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada